El turismo es fuente de salud: ¡no perdamos la oportunidad!

José Luis Iriberri, Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

Ahora que se acercan tiempos de vacaciones y sobre todo ahora que estamos programando nuestras experiencias de verano, aprovecho una actividad de formación que ofrecemos en TSI-Turismo Sant Ignasi para reflexionar sobre el turismo y la salud.

En 1946, la Organización Mundial de la Salud definió el concepto de salud como un “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo ausencia de enfermedad o dolencia”. En 1999 la Organización Mundial del Turismo dijo que el turismo “es una actividad asociada generalmente al descanso, a la diversión, al deporte y al acceso a la cultura y a la naturaleza, y se ha de concebir y practicar como un medio privilegiado de desarrollo individual y colectivo”. Bien claro: el turismo es un medio privilegiado de crecimiento en nuestra humanidad. Desde este punto de vista, el ocio reparador no es solamente la ausencia de trabajo, el tener tiempo libre, el no hacer nada. Recuerdo que esta era ya nuestra visión en la Fundació Pere Tarrés hace muchos años, en mis tiempos como director de actividades en el tiempo libre.

Un animal puede estar sano y ser feliz, pero el ser humano necesita mucho más que la salud biológica. Como dice el Dr. J.C. Bermejo, experto en counselling, en nosotros se trata de la “salud biográfica”. Este autor afirma que “si un objetivo es clave en el counselling no es otro que promover la salud; promover la máxima experiencia de salud en el sentido holístico, integral”. Y yo añado que este mismo principio es el que nos ha de orientar también a nosotros, los profesionales del sector turístico: ofrecer a las personas que se nos acercan en su tiempo de ocio una auténtica experiencia holística, que les permita encontrar esa “experiencia memorable de plenitud” que están buscando para “sanarse en y con su biografía”.

J.C. Bermejo afirma que la salud se trabaja en la relación, en todo tipo de relaciones. Tal vez la enfermedad también estaría vinculada a la relación. Y aquí volvemos a la potencialidad sanadora del turismo, porque el turismo es instrumento de relación constante, desde el primer contacto con el cliente hasta las relaciones que se establecen en el destino e incluso en la vuelta al punto de origen. La “salud” de nuestros clientes depende en gran parte de las relaciones que se hacen en turismo.

¿Hay turismo que nos hace crecer y turismo que nos embrutece como personas? ¡Pues claro! Todos lo sabemos y los verdaderos profesionales del turismo nos avergonzamos de esas propuestas que no sólo no son responsables ni sostenibles sino que además producen un efecto de disminución en la misma persona a la que ofrecen sus servicios. No voy a entrar en detalles.

No estoy exagerando con mis palabras: podemos y hemos de acercarnos a ofrecer ese servicio que “completa” las expectativas más profundas de la persona. Creo que no voy desencaminado si digo que en la evolución del turismo hay una tendencia hacia ese horizonte, ¿verdad? El turismo deportivo, el turismo cultural, el turismo religioso y el turismo espiritual son las avenidas que están conduciendo a cada vez más gente hacia ese encuentro que ayuda a crecer en nuestra humanidad.

El Intensive Program que en TSI-Turismo Sant Ignasi llevamos promoviendo los últimos tres años, juntamente con la University of Applied Sciences (Jyväskylä, – Finlandia), la Kodolányi János University of Applied Sciences (Budapest – Hungría) y la Breda University of Applied Sciences (Breda – The Netherlands), tiene por objeto “El turismo y la calidad de vida”, centrándose en conceptos como el fitness, wellness, mindfulness, etc. en su contribución a la calidad de vida en la experiencia turística y su impacto en la industria del turismo.

Conceptualizar y desarrollar el turismo desde esta visión no es algo baladí. De ello depende el modo de entender las relaciones con nosotros mismos, con los demás, con la naturaleza y el universo e incluso, para más de las dos terceras partes de la humanidad, con esa presencia que llamamos Dios o Esencia de Vida. Pensar así el turismo es creer en su poder transformador de la persona y, además, en ambas direcciones. Dice J.C. Bermejo que “quien pide posada –del tipo que sea– nos regala la posibilidad de desarrollar nuestra humanidad. Acoger ayuda también a crecer al posadero”.

Nosotros los profesionales: ¿pensamos el turismo desde este ángulo de apoyo al desarrollo humano o nos perdemos en las tácticas y estrategias económicas? En TSI-Turismo Sant Ignasi hacemos la apuesta por ir más lejos y más alto, aportando esta conciencia de “salud biográfica” a nuestra formación en turismo.

Anuncios

0 Responses to “El turismo es fuente de salud: ¡no perdamos la oportunidad!”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Introduce tu e-mail para seguir este blog y recibir las nuevas entradas


A %d blogueros les gusta esto: