Archive for the 'Gestión pública' Category

Turismo responsable, transformar el modelo de negocio

Jordi Ficapal, director del Obervatorio de Turismo Responsable de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi.


turistas_barcelona_getty_230913El turismo responsable consiste en  “mejores lugares para vivir, mejores lugares para visitar“.  El concepto se define en Ciudad del Cabo en 2002 en la Conferencia Internacional sobre Turismo Responsable, un evento paralelo a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburg. Esta definición, contenida en la Declaración de Ciudad del Cabo es ahora ampliamente aceptada y ha sido adoptada por el Día Mundial del Turismo Responsable que se celebra cada año desde 2007 en el World Travel Market en Londres.

La declaración reconoce que el turismo responsable puede tomar muchas formas, que los diferentes destinos y sus grupos de interés tienen diferentes prioridades, y que las políticas y las directrices locales deben implementarse a través de procesos de diálogo y cooperación entre los diferentes stakeholders interesados en el desarrollo de un turismo responsable.

Así pues, el turismo responsable, lejos de ser un nicho o una tipología turística, es más bien una metodología transversal consistente en aplicar a los destinos, empresas y productos turísticos determinados principios, criterios y orientaciones prácticas que revierten simultáneamente en beneficios para la comunidad de acogida y para la propia actividad turística y los propios turistas.

Seguir leyendo ‘Turismo responsable, transformar el modelo de negocio’

¿Qué camino de futuro nos conviene elegir?

Ricard Santomà, director de TSI-Turismo Sant Ignasi
(
Artículo publicado en el suplemento +Valors de El Periódico de Catalunya el 24 de diciembre de 2013)

TSI-Turismo-Periodico¿Queremos que Barcelona se convierta en una ciudad turística en su totalidad o bien preferimos  una Barcelona segmentada en barrios turísticos? Este es un debate necesario. Si no queremos que Barcelona muera de éxito, tenemos que marcar el camino hacia dónde queremos ir.

Las cifras turísticas indican una realidad con la que es difícil no mostrar conformidad. Estamos todos de acuerdo en que Barcelona es un destino turístico de primer orden. Ya sea porque el número de turistas ha pasado de los 3,1 millones del año 2000 hasta los 7,5 millones del 2012 (y seguimos in crescendo); porqué más del 25% de los turistas ya nos han visitado más de tres veces; porqué hemos pasado de 187 hoteles en el año 2000 a los casi 380 previstos para 2013, o bien porqué la cifra de gasto turístico se ha convertido en un ingreso imprescindible para no sufrir un descalabro en nuestra economía. Pero todo esto no son más que cifras frías que no tienen en cuenta la realidad que hay tras esta apasionante actividad turística. Seguir leyendo ‘¿Qué camino de futuro nos conviene elegir?’

Turismo responsable, ¿visión de negocio?

RDT7_DeclaracionJordi Ficapal, director del Observatorio de Turismo Responsable de TSI-Turismo Sant Ignasi

Tradicionalmente, asociamos el concepto de turismo a actividad económica (número de visitantes, número de pernoctaciones, porcentaje del PIB, tasas de ocupación, número de pernoctaciones, etc.), pero sería un error reducirlo solo a magnitudes económicas. El turismo se desarrolla en destinos donde viven personas, con patrimonio, cultura, entorno natural y, por eso, es indispensable asumir la responsabilidad de conseguir mejores lugares para vivir para que sean mejores lugares para visitar.

El turismo responsable se entiende como una metodología transversal que consiste en aplicar a los destinos y a los productos turísticos determinados principios, criterios y orientaciones para la acción que revierten simultáneamente en beneficios para la comunidad de acogida y para la actividad turística.

El turismo responsable es aquel que minimiza los impactos ambientales, sociales y culturales negativos; genera mayores beneficios económicos para la población local; involucra a los residentes en las decisiones que afectan sus vidas y sus modos de subsistencia; contribuye positivamente a la conservación del patrimonio natural y cultural y a la preservación de la diversidad; es culturalmente sensible y genera respeto entre turistas y anfitriones. Seguir leyendo ‘Turismo responsable, ¿visión de negocio?’

Hablemos de economía, innovación, creatividad y turismo… a fondo.

José Luis Iriberri. Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

descarga (1)De entrada me permito “no entrar” a fondo en el tema, porque un blog cortito no da para tanto. Pero es que me parece que la Jornada Profesional organizada para conmemorar el Día Mundial del Turismo nos invitaba a hacer esta reflexión, acogidos en el incomparable marco del Teatro del Liceo de Barcelona.

El Conseller F. Puig se mostraba emocionado al inicio de la sesión por el lugar en el que nos encontrábamos, por la nutrida audiencia y, como él mismo reconoció, porque nos encontrábamos allí los hombres y mujeres que lideramos un sector primordial para la sociedad catalana en este momento. Como él muy bien dijo, somos los que estamos empujando el tren del turismo los principales motores de una recuperación muy necesaria para todos. No me alargo en los elogios y halagos que el Conseller nos dirigió, que considero ciertamente justificados viendo el esfuerzo y dedicación que hemos puesto desde los diferentes ámbitos del sector turístico, ya sea en reformas y adaptaciones, como en financiación ajustada e innovación casi sin recursos… todo para seguir subiendo y con vocación de ayudar al país, como se repitió muchas veces.

Tanto el Dr. Jordi Gual como la Dra. Eugenia Bieto, quien quiso destacar en su intervención que hablaba por nuestra facultad TSI- Turismo San Ignasi, destacaron la importancia de la diversificación de la oferta turística. El negocio se mantiene en el tiempo si eres capaz de vencer la competencia con innovación y con diversificación. La Dra. Bieto ofreció una visión muy amplia del campo del turismo: el turismo de formación universitaria (Barcelona es la quinta destinación mundial para cursar un MBA; sólo ESADE acoge cada año 2.500 estudiantes extranjeros; los estudiantes extranjeros representan 60 millones de euros anuales para la ciudad), el turismo sanitario, el turismo de deportes y de eventos, el turismo espiritual y religioso, de crecimiento exponencial en los últimos años (citó el ejemplo de La Cova en Manresa y del Camino Ignaciano)… Creo que su interés era abrir la mente de los presentes hacia un futuro que incluyese una visión amplia y competitiva dentro de multiplicidad de ámbitos. Seguir leyendo ‘Hablemos de economía, innovación, creatividad y turismo… a fondo.’

El turismo: cuestión de sensibilidad

Ricard Santomà, director de TSI-Turismo Sant Ignasi

Es de común acuerdo que la actividad turística está siendo clave para el funcionamiento de la economía ya muchos la adjetivan como la locomotora de la economía actual.

Pero esta locomotora tiene lo que en economía se conoce como demanda elástica, esto es que es sensible al precio, característica que se considera fundamental a la hora de establecer las políticas económicas. Si uno contempla el escaparate de una agencia de viajes, lo que ve no son bonitas fotos de destinos turísticos, sino una buena cantidad de ofertas y gangas para atraer a una demanda que es muy sensible al precio.

La situación es que un producto con una demanda elástica es aquel cuyas variaciones de precio son inferiores a las variaciones de cantidad demandada. Un incremento de un 5% del precio de un billete de avión provocará una disminución de la cantidad demandada superior a este porcentaje.

Ante esta situación, la teoría de la empresa indica que lo más adecuado es mantener una política de precios a la baja ya que implicarán un aumento de la cantidad consumida superior a la disminución de precios.

Cuando un Gobierno se plantea grabar una actividad, lo primero que debe hacer es estudiar la sensibilidad de la demanda al precio. Si la demanda de la actividad es sensible, no es sensato grabarla ya que este impuesto provocará  una gran disminución de la demanda y por lo tanto, una menor recaudación. Si por el contrario el producto o actividad tiene una baja sensibilidad al precio, el impuesto no provocará cambios sustanciales en la demanda y la recaudación será la esperada. Seguir leyendo ‘El turismo: cuestión de sensibilidad’

Stakeholders and destination branding

A key challenge to branding, even if the stakeholders are consulted, will be the tendency for many of them, especially if they are SMEs, to ultimately prioritise their personal benefits over the success of the destination brand (Dinnie, 2011; Fyall, 2011). There are those who consider that unity is possible, however. Thus, Fiona Gilmore (2002) suggests that repositioning a country can be done successfully and that a key part of this process is to capture the people’s spirit. Moreover, she argues that the positioning strategy has to cover four factors: macro-trends, target groups, competitors and core competencies. Focusing on the example of Spain, she analyses how the Spanish government harnessed a wide range of Spanish artistic talents in creating a successful campaign. Although as a nation Spain is fragmented territorially it embraced the country branding platform as an umbrella for its many diverse regions (see Roig, Pritchard & Morgan, 2010).

Whilst different countries have different structures in most cases, the public sector and in particular, the local and regional governments will be more aware of the specific necessities of the destination (Ritchie and Crouch, 2003, 2005).  Naturally of course, the local community play an important role in the tourism planning process of a destination. Jamal and Gezt (2005) indicate that all the actors who might be affected by tourism policies should be involved in the decision making process at an early stage. This is important to get the necessary consensus and the only way to capture what Gilmore (2002) calls the people’s spirit.

Zaida Rodrigo, profesora de TSI-Turismo Sant Ignasi

Turismo con-sentido

Los datos de la encuesta (publicada en El Periódico del 19 de junio) muestran que hay una cosa evidente: Barcelona está de moda, y a los barceloneses nos gusta. Nuestra satisfacción la abanderamos con una sonrisa en la boca cuando decimos que somos de Barcelona. Estamos orgullosos de ser de la ciudad de Gaudí, del modernismo, del Paseo de Gracia, de las Ramblas, del Barrio Gótico, también de la ciudad de los negocios, del diseño, de la playa y, en definitiva, de ser de una ciudad de primer orden mundial. Y, a su vez, los datos muestran que esta moda nos cuesta una cierta inseguridad, cierto empeoramiento del espacio público o incluso la limpieza, pero al final seguimos satisfechos ya que es el precio que hay que pagar y que la balanza se decanta hacia los aspectos más positivos de este estar de moda, o, quizás y ya entrando en materia, del turismo.

El turismo en Barcelona también está de moda. El año pasado nos visitaron más de 7 millones de personas, el número de pernoctaciones hoteleras sobrepasó los 15 millones y Barcelona es la segunda ciudad europea en turismo de reuniones.

Estas cifras me hacen pensar en una cuestión que puede ser tildada de recurrente y poco realista, pero a la que uno debe enfrentarse en momentos importantes como este, y sobre todo si piensa a largo plazo y no en un plazo de 3 o 4 años. La cuestión es: ¿hasta dónde queremos llegar? ¿Hasta el infinito? Seguir leyendo ‘Turismo con-sentido’

The Power of Place Brands

Institutions in the public sector are realising that places have an image and that marketing it systematically, into a consistent and holistic ‘brand’ to include tourism, inward investment, education, urban design, architecture etc. can be fruitful and effective (Klingmann, 2007; Vitiello and Willcocks, 2011).

Moreover, the place image can be seen as equity and becomes an important part of the competitive identity in a place marketing strategy (see Anholt, 2006, 2007). Places should be able to identify core competences and therefore they have the ability to use systematic image-based place marketing (Papadopoulos, 2004). Besides, it seems that there are three interrelated characteristics that challenge marketing strategies in the public sector, namely:

1)                 The lack of unity of purpose among constituencies;

2)                 Government’s lack of decision-making authority;

3)                 The difficulty in establishing measurable performance outcomes.

These three areas need to be addressed for an effective implementation of place branding programmes. At the same time, they need to be considered in relation to all the previous factors discussed above, such as consensus among stakeholders, unity, clarity and consistency in the vision, the positioning strategy, the branding message, etc.

 Zaida Rodrigo, profesora de TSI-Turismo Sant Ignasi


Introduce tu e-mail para seguir este blog y recibir las nuevas entradas

@TurismoStIgnasi

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.


A %d blogueros les gusta esto: