Archive for the 'turismo religioso' Category

Una meditación sobre el turismo responsable

RDT7_DeclaracionJosé Luis Iriberri, Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

(Discurso pronunciado por José Luis Iriberri durante la 7ª Conferencia sobre Turismo Responsable en Destinos, celebrada en Barcelona entre el 1 y el 4 de octubre de 2013).

Dice el libro del Génesis que Dios creó el cielo y la tierra. Con su palabra Dios trabajó en lo que el autor del Génesis nos describe como un mundo vació y sin orden, un mundo de oscuridad pero en el que Espíritu Divino estaba presente. Y dice el Génesis que todo empezó con la Luz, esa Luz que aleja la oscuridad y nos permite ser, existir y crear vínculos entre nosotros. Es la Luz del Amor Universal reconocida por todas las culturas.

La Creación empezó hace millones de años y sigue su curso en nuestro Universo en expansión. Constantemente desaparecen y aparecen nuevos organismos, nuevas especies. Parece como si el trabajo y la producción no tuviesen fin en nuestro mundo. Pero hace tan solo unos pocos miles de años, el autor del Génesis escribió un relato que justificase el famoso descanso del Sabbat, en el que la humanidad debía descasar y dedicarse no al negocio y a la productividad, sino a sí mismo, a sus creencias más profundas, a la meditación y el silencio. Y esto para no perder su alma, para no perder su humanidad.

En nuestra sociedad de consumo, sabemos bien lo fácil que es perder la calma, esa paz interior que siempre anhelamos tener. Damos al estrés y al burnout el título de la enfermedad del siglo XXI, causa de hábitos no saludables, de enfermedades cardiovasculares, diabetes y, lamentablemente, suicidios, como bien sabemos todos. El Génesis nos invita a tomar la vida en Slow Mode: al menos un día a la semana, para ti mismo, para las cosas que te ayudan a centrarte en lo real, en lo verdaderamente importante, en lo esencial. Seguir leyendo ‘Una meditación sobre el turismo responsable’

Buscando un lugar para descansar: el ocio y la recreación.

José Luis Iriberri, Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

imagen selfnessTodos sabemos que hay una diferencia muy importante entre ocio y recreación, aunque podemos decir que los dos términos nos hacen pensar en “sanarse” en el tiempo libre, o de “regenerarnos” en el tiempo extraordinario que es el momento de las vacaciones. En un seminario en el que participé junto a un grupo de alumnos de TSI-Turismo Sant Ignasi en la Universidad de Breda el pasado abril, hablé, citando a Nelson H. H. Graburn, de la importancia “sagrada” de estos tiempos libres de vacaciones que nos alejan del tiempo profano que identificamos con la “vida normal”, con el trabajo y la dedicación cotidiana, habitual. Muchas veces cuando pensamos en el ocio, en esas vacaciones que necesitamos, decimos que son “para hacer justamente lo contrario de lo que estoy haciendo ahora, es decir, no voy a hacer nada, voy a perder miserablemente el tiempo, y voy a ser feliz.” ¿Nos reconocemos en esta posición? Yo creo que sí. ¿Cuándo nos hemos expresado así? Pues cuando estamos más que hartos de lo que estamos haciendo. Es esa experiencia tan común de que “lo que hago no me llena, me consume, me agota… y necesito algo que me regenere.”

Muchas veces pensamos que la regeneración llega por la desconexión, el dejar de hacer. Pero eso no es más que un inicio de algo más: si sólo nos paramos, no iremos muy lejos, ¿verdad? El ocio entendido como momento de vacío, no va a llenarnos de la energía que estamos buscando. Yo pienso que si lo ideal es trabajar en aquello que nos ilumina y despierta cada día, lo ideal de las vacaciones sería también lo mismo: hacer aquel turismo que nos regenera ofreciéndonos una satisfacción interior y exterior, permitiendo una recreación de nosotros mismos. La palabra recreación tiene su poder: allí donde he elegido ir, vivo una experiencia de recreación de mí mismo, no tan sólo un llenado del depósito de energía que se volverá a vaciar una vez vuelto a casa.  Ofrecer esa experiencia de turismo es lo que da sentido a tantos esfuerzos en las personas que trabajan en este sector. Seguir leyendo ‘Buscando un lugar para descansar: el ocio y la recreación.’

El valor de las Rutas Culturales Europeas

José Luis Iriberri. Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

Peregrinos realizando el Camino IgnacianoGuillaume Lacroix, del Ministerio de Turismo de Francia, destaca que hay quien ve a los turistas como “visitantes”, como “clientes”, como “cifras”… Nosotros hemos de considerar al turista como alguien que se dirige a un destino, sea un restaurante específico, un hotel, un monumento. O mejor aún, hemos de ver al turista como alguien que ha formado un sueño y desea verlo realizado en aquel destino prometido.

Hay ilusión en el turista. Vive de ilusión mezclada de ensueños sobre una realidad que desea encontrar. Y esa realidad somos nosotros, la comunidad humana que le va a acoger en su destino escogido.

Esa fue mi impresión hace un par de semanas al vivir unos días en Praga, ciudad volcada al turismo cultural. O hace muy poco en Colmar, Francia. Justo ahora a finales de noviembre esta pequeña localidad francesa, llena de luz su noche y celebra la “Foire de Noël”: un verdadero destino turístico, lleno de la magia y ensueño de Navidad. La comunidad humana de Colmar contribuye al unísono  al desarrollo y mantenimiento de esta oferta turística, año tras año. Sin la colaboración del territorio, un producto turístico está llamado a desaparecer.

Trabajar juntos en nuestro objetivo común, ese es el reto. Un ejemplo: en Manresa la Compañía de Jesús está haciendo un gran esfuerzo para rehacer el Santuario de La Cova de Sant Ignasi, en vistas a la gran peregrinación ignaciana del 2022, pero ¿de qué sirve todo ese esfuerzo si no hay una implicación de los manresanos y de la administración en la revalorización de los otros lugares ignacianos de la ciudad? O bien, ¿de qué sirve que el ayuntamiento haga un parque con buenos criterios de accesibilidad si el acceso al santuario no se adecua de la misma manera? Iniciativa privada e iniciativa pública han de ir de la mano. Pero más aún, la comunidad, la sociedad local ha de sentirse implicada e ilusionada.  Seguir leyendo ‘El valor de las Rutas Culturales Europeas’

Uniendo caminos

José Luis Iriberri. Counselor de TSI-Turismo Sant Ignasi

El Camino Ignaciano nace en el dinamismo de la espiritualidad ignaciana que llevó a la Compañía de Jesús a peregrinar

TSI-Turismo Sant Ignasi presentación Camino Ignaciano

por todo el mundo. Manifestaciones de ese espíritu encarnado en la Compañía se encuentran en todos los continentes. En Europa, el Camino Ignaciano está creciendo desde su estricto trazado peninsular (desde Loyola a Manresa con la posible extensión a Barcelona, donde Ignacio adquirió formación básica en letras durante más de un año tras su primera experiencia como peregrino en Jerusalén) hacia la experiencia fundacional de la Compañía en París y su consolidación en Roma. Así nace la Ruta Ignaciana Europea, uniendo estos tres puntos nucleares, que son el inicio de una expansión de pensamiento, teológico, filosófico y científico que avanzará por caminos y mares hasta los confines del mundo convirtiéndose en el fabuloso legado inmaterial para la humanidad que es hoy la espiritualidad ignaciana.

Siguiendo esta estela, desde TSI-Turismo San Ignasi nos hemos acercado a América Latina para encontrarnos con la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (Lima-Perú), con quien colaboramos en proyectos de desarrollo turístico sostenible en la zona andina de Quispicanchi, a 45 km de distancia de la ciudad de Cuzco. En esa zona se encuentran tres iglesias testimonio de las misiones de los jesuitas entre los nativos de la sierra andina. Andahuaylillas, Huaro y Canincunca son tres joyas del llamado “Barroco Andino” en las que se experimenta el calor de la fe popular a través del arte.  Seguir leyendo ‘Uniendo caminos’

Creatividad y renovación

Hay algunas cosas que son evidentes: sin viajes no hay turismo. Y si los viajes aumentan y se facilitan, el turismo se expande. Y con él, aumentan las posibilidades de desarrollo y riqueza del territorio. Estamos viviendo un buen momento para el futuro en el turismo, porque según las cifras que Isabel Garaña, directora regional para Europa de la Organización Mundial del Turismo (OMT), presentó a los que participamos en el II Foro Ibérico de Barcelona, durante este año 2012 llegaremos a los mil millones de desplazamientos en el mundo. La cifra es impresionante, más cuando se cifran en 25 millones los viajes que se realizaban en el año 1950. Y más aún cuando se calcula que en sólo 20 años, llegaremos a casi dos mil millones de desplazamientos. 

En el Fórum “La Península Ibérica como destino turístico: ¿qué estrategias de futuro?” se volvió a animar a los presentes a considerar y adoptar las reformas necesarias para preparar ese futuro. La OMT calcula que el turismo mueve en Europa 1,2 trillones de dólares anuales y que vamos a tener un aumento de trece millones de nuevos turistas anuales en nuestra vieja Europa. Y en ella está la vieja España también.

España fue pionera en turismo y somos un modelo de referencia que puede enseñar mucho a otros países. Pero el peso de la edad es un hándicap: no tenemos la flexibilidad de la juventud emprendedora de los inicios. En el Fórum se pedía la renovación de nuestros destinos turísticos y de nuestras ofertas. Y aquí tenemos un reto para la empresa y para las universidades: ¿de qué forma estamos potenciando la creación de nuevas ideas y propuestas? Seguir leyendo ‘Creatividad y renovación’


Introduce tu e-mail para seguir este blog y recibir las nuevas entradas

@TurismoStIgnasi


A %d blogueros les gusta esto: